Estás aquí

Terapia de meditación

En el mundo actual vivimos bajo un estrés constante. El trabajo, la vida familiar, el mantenimiento de las relaciones personales y nuestro entorno social pueden convertirse en una gran fuente de tensión y preocupación. Es por ello que la terapia de meditación ha ganado popularidad.

Últimamente, cada vez más personas buscan maneras de liberar estrés, relajarse y despejar la mente. La salud mental y emocional es tan importante como la salud física, y no podemos mantener la una sin la otra.

Hay muchas maneras de liberar estrés y despejar la mente: hacer ejercicio, viajar, ir a la playa o a la montaña, reunirse con amistades que nos llenen de optimismo y buena vibra, entretenernos con series, películas o juegos agradables, etc.

Pero a veces, cuando la tensión es particularmente profunda o persistente, se necesita un enfoque más introspectivo. Es en estos casos cuando la meditación nos puede ayudar.

Terapia de meditacion 1 - Terapia de meditación

¿Qué es la meditación?

Explicar qué es la meditación puede resultar un poco confuso o engorroso, porque no hay una sola definición. En efecto, hay muchas personas, grupos y asociaciones que manejan su propia definición, basándose para ello en diversos factores. Todo depende de la perspectiva en que lo veamos.

Pero para ser sucintos, podemos definir la meditación como un estado autoinducido de liberación de pensamientos negativos. Este estado se logra, por ejemplo, enfocando nuestra mente en la respiración, o en un mantra determinado, con el fin de desprendernos de cualquier condicionamiento mental previo, de forma que podamos observar lo que nos rodea de forma más acrítica. En este sentido, se han creado diversos programas de terapia de meditación, los cuales tienen como objetivo mejorar la salud mental del practicante.

Beneficios de la meditación

La meditación nos permite relajarnos profundamente, lo que a su vez tiene el efecto de disminuir el estrés y la ansiedad. Además, reduce la presión sanguínea y la tensión muscular, lo que nos ayuda a tener mejor concentración y a controlar nuestras emociones.

Por lo tanto, es una herramienta muy útil cuando queremos preservar nuestra salud mental y emocional, sobre todo cuando vivimos bajo entornos altamente estresantes y demandantes.

Lo ideal es comenzar la terapia de meditación junto a un grupo o un mentor de reconocida trayectoria, para que nuestra experiencia sea lo más fructífera posible.

Top